Qué no hacer para organizar tu boda

chica comprometida

En uno de los días más importantes para nosotras, hemos de tener una actitud buena ante los problemas que surjan a raíz de la, normalmente caótica, organización de la boda. Por ello, nuestra capacidad para solucionar problemas y enfrentarnos a ellos sin que nos superen, es algo imprescindible para que todo vaya bien y nuestro estado anímico no se vea afectado. Aquí te dejamos unos tips básicos para que puedas llevar con calma la organización de la boda.

1. No te dejes llevar por la boda de tus sueños, ya que hacer lo primero que se te ocurra no es una buena opción. Las bodas son muy caras y tenemos que barajar y comprobar diferentes opciones para elegir y quedarnos con la mejor.

2. No muestres una mala actitud, ya que eso contagiará a tu prometido y las cosas pueden salir mal. Recuerda que las malas actitudes nunca trajeron nada bueno. Consensuad todo.

3. No invites a gente que pueda generar ‘malrollismo’ en la boda. Habrá amigos o conocidos que no se lleven bien con nuestra pareja, nunca invites a alguien por compromiso o insistencia, haz lo que te apetezca y que nada te arruine ni entristezca el día de tu boda. Por ejemplo, no invites a tus ‘ex’ porque a pesar de que te puedas llevar bien con ellos, a tu prometido no le hará mucha gracia y será motivo de un posible enfado que enturbie un bonito día.

4. Coloca en mesas diferentes a las personas que no se lleven bien para que todo el mundo esté a gusto y se respire felicidad. Hay cosas Hay cosas que no podrás evitar y es, por ejemplo invitar a dos personas que son imprescindibles para ti pero no se lleven bien. Como por ejemplo, tu madre y tu suegra. Si no se llevan bien, no las sientes juntas o puedes llevarte un buen disgusto.

5. No pienses que tu idea es la mejor de todas. No desoigas opiniones ajenas a la tuya y tu prometido, porque seguro que la gente, como tu familia y amigos, intentarán ayudarte y lo hará por tu bien.

6. Intenta llevar un vestido cómodo para no agobiarte, la sencillez no está reñida con la belleza.

Cómo ligar en una boda

ligar-en-bodas

Chicas, ¡Ligad en las bodas!

Cuando una amiga nuestra se casa nos invade una sensación agridulce. Por una parte, nos alegramos de que nuestra amiga por fin haya encontrado al hombre de su vida y con el que quiere compartir sus experiencias vitales. Pero, por otro lado es inevitable sentir envidia y rabia al comprobar que la mayoría de nuestras amigas están casadas y nosotras seguimos solteras y sin proyecto a sentimental a largo plazo. Si te ha llegado otra invitación más de una amiga que se casa próximamente, no te vengas abajo. Este artículo te va a dar las claves para convertir esa noticia en una oportunidad única para encontrar a tu hombre perfecto. A las bodas siempre van amigos, familiares, primos, amigos de amigos… Gente que no conocemos y jamás habíamos visto pero a la que inevitablemente conoceremos en la boda de nuestra amiga. Seguro que hay más de un soltero que está deseando encontrar pareja. Las bodas, es uno de los lugares más favorables para ligar, ya que podremos hablar la gente con cualquier excusa, ya que serán conocidos de los novios. Además, mostraremos nuestras mejores armas de seducción ya que las bodas son momentos idóneos para vestir nuestras mejores galas sin complejos.

¿Cómo ligar en una boda?

1. Cuando te llegue la invitación piensa qué acompañante vas a llevar. No lleves un chico, o tus posibles ligues podrían confundirlo con tu pareja y sería una barrera a la hora de acercarse a ti. Te recomendamos que lleves a una amiga que no pueda hacerte la competencia físicamente o que esté emparejada. En caso contrario, ve sola.

2. Elige un vestido que realce tus mejores características físicas y esconda lo que no te guste. Si tienes poco pecho, usa un sujetador push-up y ponte escote. En cambio, si tienes demasiado no vayas con un traje muy escotado. Te recomendamos usar vestido largo si tus piernas son gorditas y si las tienes largas y delgadas, ¡muéstralas!.

3. Ve a la peluquería dos días antes. En ocasiones, si vas el mismo día de la boda, puede que te hagan un desastre que no te guste o no te siente bien; entonces, no habrá marcha atrás. Opta siempre por un look con el pelo suelto, es más sexy y natural, los recogidos los dejamos para señoras mayores y bodas horteras.

4. Maquíllate como te maquillarías para salir de fiesta un día normal. Los excesos de maquillaje o demasiado oscuros pueden hacerte parecer mayor. Además, si quedas con tu ligue otro día, puede que no le parezcas la misma que en la boda.

5. Contrólate a la hora de beber. Una boda es un día festivo y en el que también deberás disfrutar con tus amigos, pero si quieres ligar, no te permitas un exceso de alcohol que te lleve a hacer cosas ridícula. Pásatelo bien, pero mantén la compostura.

6. Anímate a hablar al chico que te guste. Indaga antes preguntándole a la novia quién es, si es gay o heterosexual y si tiene pareja o no.